email-2151046_1920

 

 

Suponemos que el email marketing formará parte de tu estrategia de marketing y sino lo estás usando es un buen momento para plantearte integrar esta estrategia en tu plan de marketing, que siguiendo una pautas que ahora comentaremos seguro tendrás buen resultado.

Antes de darte alguna recomendación, te indicamos que según un estudio realizar por DMA, el 73% de los usuarios prefieren que las empresas se pongan en contacto con ellos a través del correo electrónico en vez de otro canal de comunicación ( mensajes de texto, teléfono o incluso redes sociales ). Esto hace indicar que la recepción de tus emails no será intrusiva pero tendrás que adaptar tus emails en función de los objetivos que quieras lograr. No sirve enviar cualquier correo electrónico y esperar que los resultados sean buenos, lo primero que deberás tener claro es como valorar el éxito o fracaso de tu campaña de email: si los usuarios leen el contenido del correo, si pulsan en algún enlace del email ,si se producen ventas a través de esas comunicaciones…. y en base a estos objetivos plantear tu estrategia.

Cuando tengas claro esto podrás tener en cuenta algunas de esas recomendaciones:

  • Personalización: comunícate con tus usuarios de forma clara y directa, intentando satisfacer sus necesidades, ese debería de ser el primer fin que deberías de perseguir con el email que envías a tus clientes o potenciales clientes.
  • Cercanía: además de personalización, intenta dirigirte a tu usuario por su nombre, características de su ciudad, eventos destacados que le puedan interesar, … seguro que la relación que consigas será mucho más cercana.
  • Segmentación: analiza tu base datos, no todos los emails sirven para todos los usuarios de tu base de datos. Segmenta tus envíos, esto seguro que te proporcionará mejores resultados.
  • Horario: selecciona bien el momento en que tus usuarios están más receptivos para interactuar con tu email. Una buena elección de horario y día de la semana hará que los resultados sean mucho mejores.
  • Frecuencia: establece una periodicidad donde tus usuarios estén informados de forma continua pero sin llegar a abusar, porque pueden llegar a considerar tus emails como spam o aún peor, cortar la relación tu empresa.

Ya has realizado el envió, y ahora que??

Una vez que has enviado el correo electrónico a tus usuarios, tienes que monitorizar y analizar el envío. Esta acción no es menos importante que las anteriores ya que esta te ayudará a tomar decisiones sobre la estrategia a seguir sobre los próximos envíos.

En otro post haremos un pequeño análisis sobre las herramientas que puedes usar para envío de tus emails.