En el año 2012 llegaba Google Drive, una plataforma que permitía trabajar en nuestros equipos con ficheros que teníamos almacenados en la nube. De inicio permitía una capacidad de 5GB de forma gratuita, llegando a triplicar este espacio en la actualidad.

Han pasado 5 años desde su inicio y la compañía decide anunciar las nuevas aplicaciones Backup and Sync y Drive File Stream, esta última orientada a fines profesionales. Por lo que Google Drive dejará de estar soportado por Windows y Mac a partir del 11 de Diciembre y tres meses después, 12 de marzo de 2018, será su cierre. Motivo por el que Google está animando a realizar el cambio a las nuevas aplicaciones.

Google Backup and Sync, permitirá sincronizar ficheros desde el disco duro de nuestro equipo, memorias USB o tarjetas SD para que los tengamos accesibles desde cualquier lugar. Una gran diferencia con respecto a su predecesora, es que permite realizar copias de seguridad de todo lo que tengamos en el ordenador, ejecutándose en segundo plano, para conseguir una copia exacta y almacenarla en la nube. La nueva aplicación también aporta una mayor rapidez a la hora de realizar la sincronización de ficheros.

File Stream Drive, disponible desde el 26 de septiembre, ofrecerá acceso en streamming a los ficheros de ‘Mi Unidad’, liberación de espacio, reducción de tiempo de sincronización de datos y menor consumo de ancho de banda de red.

Comparación de las soluciones de sincronización

comparacion

Principales diferencias en la interfaz de usuario

diferencias

 

No esperes al los últimos días para realizar el cambio.